Conducir en Japón – Conversión de tu licencia en permiso japonés

El transporte público japonés es asombroso. Uno de los más eficientes del mundo. De los más puntuales. Muy práctico. Limpio. No necesariamente nuevo, pero bien cuidado. Bueno, siempre y cuando estemos hablando del transporte público en las ciudades. En el caso de salir de las grandes metrópolis, va perdiendo alguna de esas cualidades, especialmente en cuanto a frecuencia se refiere.

Por ello, muchas veces la opción más adecuada para realizar alguna que otra ruta turística, es la de alquilar un coche allí dónde el transporte público empieza a fallar.

El primer consejo es que antes de comenzar empezar a disfrutar de tu visado Working Holiday en Japón, te hagas con un Permiso Internacional de Conducción. Si eres titular de un permiso de conducir vigente en tu país, es fácil de conseguir y únicamente será necesario pagar la tasa correspondiente. El modelo y prescripciones del permiso internacional para conducir se compone de una cubierta o cartulina de color gris en forma de tríptico y 16 páginas, en donde, en diferentes idiomas (español, alemán, inglés, francés, italiano, portugués, árabe y ruso), constan los datos personales del titular y de los permisos que posee. Este tipo de permiso tiene una validez de 1 año. y no es válido para conducir en el país que lo expide.

Si por alguna razón, el gusanillo o la necesidad de conducción, aparece cuando ya te encuentras en Japón, aún puede haber solución.

El Gobierno japonés distingue entre permisos procedentes de dos grupos de países. Los permisos procedentes del Grupo 1, pueden convertir su carnet de conducir directamente en un permiso de conducción japonés. Sin necesidad de pasar ningún tipo de examen.

El resto de permisos, pertenecerían al Grupo 2 y estarían obligados a realizar tanto un examen escrito como un examen práctico. Lamentamos comunicar que todos los permisos obtenidos en américa latina pertenecen a este segundo grupo.


Grupo 1 

Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Islandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Portugal, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Holanda, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Taiwán, Corea del Sur o EE. UU. (Solo Maryland [desde enero de 2016] o Washington [desde enero de 2017])


Para los pertenecientes al Grupo 1

Paso 1: Conseguir la traducción de tu Permiso de Conducir actual

Para empezar el proceso, necesitas una traducción de todos los campos de tu permiso actual. Esta traducción tiene que ser validada bien por el servicio consular de tu embajada o bien por la Japan Auto Federation (JAF).  La traducción corre de tu cuenta y la validación cuesta alrededor de 4000 JPY.

 

Paso 2: Reunir la documentación requerida

  • Permiso de conducir
  • Traducción validada (Paso 1)
  • Certificado de residencia (Jūminhyō). Se obtiene en el City Ward donde llevaste a cabo el empadronamiento.
  • Pasaporte
  • Foto de 30x24mm
  • Un documento que demuestre que has residido en el país  al que pertenece el permiso de conducción durante al menos 3 meses desde su obtención. Normalmente el pasaporte es suficiente prueba.

Paso 3: Obtén tu permiso

Una vez reunida toda la documentación, comprueba qué License Center tienes más cerca, y una vez allí, sigue las indicaciones del personal. Te pedirán la documentación, te tomarán unas fotos y los trámites no te llevarán más de una mañana.

Una vez terminado, saldrás del edificio con tu flamante permiso de conducir japonés.

Driver’s License Center in Tokyo

Driver’s License Center in Osaka