Realmente existen 2 tipos de empadronamiento que tendrás que hacer al llegar a Japón: uno opcional y uno obligatorio.

El empadronamiento opcional se lleva a cabo en la Embajada de tu país. Es una comunicación confirmando que durante el próximo año tienes planeado residir en Japón. Te pedirán una dirección a efectos de notificaciones y así podrán avisarte si surge alguna información oficial de interés e incluso buscarte y estar en contacto con tus familiares si ocurre alguna catástrofe natural.

El otro empadronamiento es el más importante. El obligatorio. Es requerido por las autoridades japonesas que te darán un tiempo limitado para hacerlo desde que atraviesas la aduana. Se lo toman bastante en serio por lo que os recomendamos encarecidamente respetar los plazos.

Tarjeta de residencia

Si aterrizas en Tokyo u Osaka, te darán tu tarjeta de residencia en el propio aeropuerto. Si por el contrario aterrizas en un aeropuerto de menor importancia, es posible que tengas que acudir al Ayuntamiento de tu zona para que te la expidan allí.

En tu tarjeta de residencia se indica tu tipo de visado, el tiempo máximo de estancia y tus datos personales y digamos que se va a convertir en algo así como tu DNI en Japón.

Ward Office

Sin embargo, aún no habrían acabado los trámites ya que deberás acudir al Ward Office de tu zona para comunicarles tu lugar de residencia dentro de los 14 días siguientes a tu entrada al país. Esto es OBLIGATORIO y es importante que empieces con buen pie tu relación con las Autoridades Japonesas.

Tu Ward Office vendrá determinado por el distrito en el que esté situado tu alojamiento actual.

En el caso de Tokyo, como es posible que ya sepas a estas alturas está formado por 23 distritos, 5 ciudades y 8 pueblos. Puedes consultar aquí la dirección de todos los Wards de Tokyo.

Una vez localizado basta con acudir con tu tarjeta de residencia y tu pasaporte y pedir en el mostrador donde ponga (Address change) un informe en inglés para comunicar tu alta en ese distrito.

Entregas el folio cumplimentado, tu pasaporte y tu tarjeta de residencia; comprueban que todo este correcto y en unos 10 minutos han grabado en tu tarjeta de residencia el domicilio.

Los horarios son de 8:30am – 17pm y cierran los fines de semana.

Junto con la tarjeta de residencia renovada te darán también un dosier sobre la información de recogida de basuras y del comportamiento de un buen ciudadano y una guía completa sobre los servicios del barrio (hospitales, bibliotecas, farmacias…).

Además, es en este momento cuando te preguntarán si necesitas el seguro médico.

Es muy importante también que aproveches esta visita al Ward office para solicitar también el My number. Un código numérico personal e intransferible que resulta imprescindible para algunos trámites en Japón. Te costará unos 300 yenes y solo unos minutos más en el mismo mostrador.

Cada vez que realices un cambio de domicilio, deberás comunicarlo al nuevo Ward para que realicen la actualización de tu tarjeta de residencia.